La verdad detrás del criticado peinado de Meghan el día de su boda. ¿El estilista cometió un error?


Por maquillaje y peinado le cobraron 18 mil dólares. Para la recepción la peinó otro profesional…

Millones de personas sintonizaron la Boda Real del Príncipe Harry y Meghan Markle el pasado 19 de mayo, y aunque obviamente todos queríamos verlos a los dos, hay que admitir que la mayoría de los ojos estaban puestos en la novia: cómo sería su vestido, quién había escogido de diseñador, sus accesorios, su maquillaje y peinado.

Y a pesar de que a algunos se les cortó el aliento cuando vieron bajar a Meghan del Rolls Royce, otros se sintieron completamente desilusionados. ¿Qué había pasado con su cabello? La verdad, debo decir que personalmente no me impresionó tanto (un poco, sí) al verla peinada de esa forma porque ya en otras apariciones públicas había dejado claro que su estilo es la tendencia efortless; parecer como si solo tomó 5 minutos salir de casa.


Alexi Lubomirski

Fue fiel a su estilo y se decidió por un peinado muy relajado, cabello tomado pero nada ajustado y con pelos al viento. Algunos valoraron que haya mantenido su estilo, aunque Internet se inundó de críticas y lamentos. “No ha llegado a la Iglesia y ya tiene todo el flequillo encima de su rostro”, dijeron.

Jonathan Brady

Y con su maquillaje ocurrió lo mismo: estaba tan pero tan pero tan natural que parecía que solo se había aplicado un poco de lipstick y nada más. A pesar de que se trata de una boda de real donde la simpleza y lo atemporal son esenciales, creemos que esto fue un poco MUY poquito. Bueno, de todas formas se veía bella porque ella es así por naturaleza. Eso sí, cuando se filtró el monto que le habían cobrado los estilistas, quedamos todos desahuciados. Nada tenía sentido.


Jonathan Brady

Su peinado y maquillaje tuvieron un costo de 18 mil dólares. SÍ. Leíste bien. Creo que en ninguna circunstancia del mundo se podría justificar gastar esa cantidad de dinero para algo así, ni siquiera cuando se trata de la boda de una pseudo-princesa… ni menos cuando el resultado es tan natural que parece que la peinó apurada una amiga inexperta.

Jonathan Brady

Pero la verdad detrás de su atacado look es muy diferente a lo que se piensa. Incrédulos, algunas comentaron que no estaba bien peinada, que había faltado definición y que seguramente Meghan no habría quedado contenta con el resultado. Pero, ¡vamos, no seamos ingenuos!

Una novia del mundo de los mortales tiene al menos una prueba antes del día de su boda, ¿creen que la esposa del Príncipe Harry, la nuera del Príncipe Carlos y la cuasi-nieta de la Reina Isabel de Inglaterra no? Si piensas que Meghan salió disconforme con su peinado de la habitación de su hotel camino al Palacio de Windsor…piensa nuevamente.

CNN

El peinador, encargado del cabello para la ceremonia, fue nada menos y nada más que el famosos estilista de celebridades Serge Normant. Por si no has escuchado hablar de él, te cuento que peina con frecuencia a famosas del calibre de Julia Roberts, Sarah Jessica Parker, Angelina Jolie y es el encargado frecuente de lujosas y exclusivas producciones de moda en las revistas más importantes de la industria.

Después de la lluvia de críticas y ataques, Normant salió a su defensa:

“(El peinado) lo decidimos juntos. Quise que tuviera cabellos sueltos al frente de su rostro porque ese es muy su estilo, pero cuando le pusimos el velo, acomodé los cabellos detrás de sus orejas para hacer del look algo más limpio. Amé que durante la ceremonia un lado estuviese más suelto que el otro, y luego cuando salió al aire libre esas piezas se soltaron y bailaron al compás del viento, lo que específicamente yo quería que ocurriera”, relató en una entrevista con la revista Cosmpolitan.

A todos aquellos que lo criticaron incesante por haber sido culpable de que Meghan no llegará bien peinada a la Iglesia, Normant les responde que “estaba hecho intencionalmente de esa forma. Muy diferente hubiese sido si hubiera creado un peinado estructurado y luego se soltara, pero desde el comienzo eso estuvo planeado así, que el cabello se moviera y que en un minuto estuviese sobre su rostro”.

Respecto a las crueles comentarios, dice que “intento no prestar atención a lo que las personas dicen, parece que a muchos sí les gustó cómo lucía, y para mí lo más importante es que ella estaba muy feliz y cómoda”.

Jonathan Brady

Eso sí, afirma que, a pesar de que es consciente que no a todos los millones de personas que vieron la Boda Real les podría gustar el look, quedó muy sorprendido con las fatales reacciones de las personas por “algunos pelos sueltos en el flequillo creados intencionalmente para dar suavidad”.

Algo que causó además mucho revuelo al respecto fue cuando se filtró que para la recepción la peinó otro estilista.
Las especulaciones crecieron y todos pensaron que Meghan había tenido que conseguirse rápidamente otro peluquero porque había quedado disgustada…algo completamente falso. Así como escogió la diseñadora de Givenchy para elaborar su vestido para la ceremonia y a Stella McCartney para el de la fiesta, también tenía preparado con mucha antelación el cambio de peluquero.


AP

Para la recepción, también un moño suelto, el estilista escogido fue George Northwood, quien ya la había peinado en diferentes oportunidades en sus apariciones públicas en el Reino Unido. Todo estuvo siempre planeado desde un comienzo y fue decidido de esa forma para darle honores a todas las personas que siempre han trabajado con la ex–actriz, y así no herir a nadie.

Y bueno, digan lo que digan de su look, lo más importante es que en sus ojos y en los del Príncipe Harry se veía un amor profundo y real, y ningún hater podrá cambiar eso. ¡Que sean felices para siempre!

Califícalo




Qué Opinas?