Cubrió todo su rostro con crema porque “no quiere ser café”. A los 4 años su raza ya es un problema


El pequeño Leon le rompió el corazón a su madre cuando le preguntó: “¿Puedes pintar mi cara de blanco?”

Cuando la realidad es nefasta, tendemos a negarla. Es demasiado doloroso enfrentarla. Hacemos que no existe porque eso es más fácil que aceptarla y hacer algo al respecto. No por nada la negación es uno de los mecanismos de autodefensa más comunes.

La negación es la forma en la que miramos el racismo. Nos rehusamos a aceptar como hemos sido incapaces de progresar al respecto, de que existe y que incluso los niños siguen infectándose.

Alison quedó desconsolada cuando una noche, su pequeño hijo Leon de 4 años, le hizo una pregunta antes de dormirse: “¿Mamá, puedes rociarme la cara de blanco?”, según informó BBC. La madre no podía soportar que su hijo no aceptara su propio color de piel.


BBC

A pesar de que Alison lleva a su pequeño hijo a varios eventos culturales negros, nunca le había hablado sobre sus raíces afro-caribeñas.

Pocos días después de comenzar la escuela, Leon le dijo a su madre que “no quería ser café” y luego cubrió todo su rostro con crema de color blanco en la casa de un amigo.


BBC

Entonces, Alison aprovechó el difícil momento para hablar con él sobre el tema racial y le explicó que todas las personas más cercanas a él, eran del mismo color.

A pesar de los preocupantes comentarios que Leon recibió en la escuela, los expertos en psicología infantil dicen que es normal que los niños pasen por esto.


BBC

Y ahora Alison está totalmente preparada para cualquier conversación sobre raza, y agrega: “Si alguna vez en otro momento habla de querer ser blanco, no voy a explotar ni reaccionar de forma exagerada. Me voy a sentar con él y decir ‘vamos, ¿qué estás pensando, amigo?’

Califícalo




Qué Opinas?