Anulan sentencia de muerte para mujer que mató a su marido mientras intentaba violarla por segunda vez


El repudio generalizado del que fue objeto la condena, hizo que ésta fuera rebajada, sin embargo la mujer aún debe cumplir una pena de cinco años tras las rejas.

Para comprender esta noticia desde el comienzo, es preciso saber un dato sobre la República de Sudán, allá no es considerado delito la violación. Es por eso que la historia de Noura Hussein genera tanto revuelo, ya que ella fue condenada con una pena de muerte por matar a su esposo cuando intentaba violarla por segunda vez.

La buena noticia -poniendo la palabra buena entre comillas- es que el pasado martes un tribunal de su país ha anulado esa sentencia tan extrema y ha cambiado esa pena máxima, por cinco años de cárcel. Además, según el abogado de Hussein, Al-Fateh Hussein, la culpable deberá pagar una multa de 375 libras sudanesas.

La historia de Noura Hussein

Noura Hussein, de escasos 19 años, tiene una trágica historia. En su adolescencia su padre la obligó a casarse con su primo, de nombre Abdulrahman Hamad, de 35 años. En un comienzo, querían obligarla a hacerlo a sus 16 años, pero se negó a hacerlo ante lo cual su padre insistió y ella se vio obligada a escapar y buscar ayuda en la casa de un familiar. Se mantuvo ahí por tres años.


Cortesía Dr. Abdil Mohamed Al-Imam

Después de ese tiempo, su padre le aseguró que la boda había sido cancelada, así que ella volvió a su hogar familiar solo para encontrarse con la sorpresa de que había sido engañada y que los preparativos para el matrimonio ya estaban en marcha. Lamentablemente, Hussein se terminó casando y por un tiempo se negó a mantener relaciones sexuales con su marido, pero el dos de mayo, sexto día desde la ceremonia, él -con la ayuda de algunos de sus familiares que la sujetaron- la forzó a mantener relaciones.

Al día siguiente su esposo intentó hacer lo mismo, solo que sin ayuda. Ella se resistió y en el forcejeo lo terminó apuñalando y dandole muerte. Ante esto, un tribunal Sharia –que se caracterizan por regirse por la ley islámica– declaró a Hussein culpable de asesinato premeditado y la terminó condenando a la horca.

Sus abogados dijeron que:

“Bajo la Sharia, la familia del marido puede solicitar una compensación económica o la muerte. Eligieron lo segundo y ahora [el tribunal] ha dictado pena de muerte”.

El machismo en el que vive Sudán

Sudán ocupa la posición número 165 de 188 países en el índice de desigualdad de genero de las Naciones Unidas, que mide la diferencia que hay entre ser mujer y ser hombre, sobre todo en cosas como la salud, la educación, la participación política y el trabajo. Mientras ONU Mujeres, la organización que fue fundada para, precisamente, promover la igualdad entre ambos sexos, ha dicho que en Sudán prevalece la violencia contra mujeres y niñas, he incluso recalcaron que el país no ha firmado la Convención para la eliminación de Todas las Formas de Discriminación en contra de la Mujer, y que solo tienen pequeñas y débiles políticas


Amnistía Internacional

Como ya se ha dicho, en Sudán tanto la violación como el matrimonio infantil no son considerados delitos, probablemente por que la mayoría del país es musulmán. El contexto social es tan machista, que incluso una niña se puede casar desde los 10 años, mientras su tutor esté de acuerdo y un juez autorice la unión. De nuevo, ONU Mujeres, dice que una de cada tres chicas se casan antes de cumplir los 18 en Sudán.

Volviendo al caso de Noura, los defensores de los derechos humanos declaran que todo se da por la licencia que tiene el país para contraer matrimonio infantil, además de que encuentran que no está bien catalogar esta muerte como un homicidio premeditado, si no que simplemente defensa propia. Es tanto el impacto que causó esta noticia, que se la ha pedido al presidente sudanés, Omar al-Bashir, que la perdonara y se consiguió juntar más de un millón de firmas pidiendo lo mismo en la reconocida página Change.org.

Si bien la historia ya tiene un final un poco más favorable, ya que no termina en la horca, sigue siendo un problema gigante para las mujeres de este país. Por su parte, Noura explica en un audio, recogido por la cadena CNN, que ella siempre quiso ir a la universidad para estudiar derecho y convertirse en juez, y que esperaba casarse luego de terminar sus estudios, por lo que su vida se quedó totalmente truncada.

Califícalo




Qué Opinas?